Oración de quietud y silencio

Oración de quietud y silencio

Unos días de oración de quietud y de silencio en el Centro de Espiritualidad – Casa Carmelitana

 

Acabo de llegar del Centro de Espiritualidad Santa Teresa en Ávila con las hermanas carmelitas misioneras. Como una persona que se interesa en el conocimiento de las tradiciones espirituales y alguien que está intentando estar en el camino espiritual, quería conocer más de cerca la «oración de quietud o de recogimiento» que Santa Teresa practicó, y que la llevó a la Iluminación.

 

Bajo la eficaz guía de Lola Montes, coordinadora de la Escuela del Silencio hemos practicado en grupo este silencio como camino hacia el interior. Ha sido la primera vez que practicaba tan de seguido y en grupo la oración de quietud y el silencio. El resultado ha sido afianzarme más en mí ser para continuar con mi proyecto, que es uno precioso de eco-emprendimiento en el medio rural.

 

La práctica de este silencio y meditación en grupo me ha permitido, limpiar los pensamientos que no colaboran en mi causa, y también inspirarme, pues fruto de ese silencio llegan las sugerencias de por dónde hay que ir. El silencio interior nos protege de la exterioridad. Pues «lo que uno crea desde la meditación o desde el Ser influye en el otro y en el entorno, y lo que uno crea desde el ego también contagia a los demás y al entorno».

 

Las hermanas carmelitas misioneras, se ponen al servicio de esta causa, y ofrecen un espacio lleno de sosiego para personas que buscamos recogimiento interno. La comida casera está muy rica.

 

Gracias a Lola Montes que como persona emana tranquilidad, dulzura, calma, paz, y conduce estos retiros con la fluidez de quien es un experto.

 

 

Mª José Celemín

Oración de quietud y silencio