5 - Meditar para que emerja el ser

5 – Meditar para que emerja el ser

Decíamos que somos esa chispa divina ahogada bajo las brumas del inconsciente y que para entrar en contacto con ese tesoro que llevamos en vasijas de barro, tenemos que meditar.

¿Cómo, entonces, meditar para que emerja el ser esencial, esa Imagen de Dios que somos?

Lo primero de todo, hay que preparar nuestra persona con tres pasos a seguir:

Podemos comenzar haciendo un trabajo de concentración……… con la mente que es un escenario lleno de imágenes y recuerdos. Necesitamos concentrar la mente para poder acallarla e ir descendiendo a niveles más profundos…….. El punto de concentración por excelencia es la respiración: inhalar y exhalar.

Aprender a respirar es entrar en esa armonía de recibir y dar – dar y recibir.

Lo segundo es que hay que hacer un trabajo de relajación….  con el cuerpo. Es un trabajo de tonificación, de relax… Somos seres corporales y sometemos al cuerpo a muchísimas tensiones… Terminamos somatizando. Recorremos el cuerpo, sintiendo (no pensando), cada una de sus partes del cuerpo hasta que se van soltando las tensiones y así el cuerpo se va quedando flojo, ligero… o nos concentramos con plena atención en sólo una parte, el rostro o las manos, por ejemplo, hasta que sentimos cómo los hombros van bajando y el cuerpo se va relajando.

Y lo tercero abrirnos de par en par al espiritu, al alma con atención amorosaexpresión que recoge en estas dos palabras el aspecto psicológico que implica entrar en uno mismo (más allá de la dispersión de los sentidos) y el espiritual focalizar la atención en lo “muy, muy hondo”, en el Amor que nos habita.


Siéntete inundado del amor de Dios…. abierto a Su Presencia, déjate amar………. Deja que su amor te inunde, te llene, te fortalezca. Ábrete a Dios…. déjate amar….

 Cuando te encuentres entretenido en tus pensamientos…… vuelve a la respiración………. a la mirada interior como oraba Santa Teresa, a tu  “palabra sagrada” que diría Thomas Keating…… o a la repetición de un mantra como enseña John Main…….


      Hna. Paloma Marchesi